| Noticias | 11 OCT 2013

Las 10 predicciones transformadoras de TI para 2014, según Gartner (parte II)

La consultora realiza una lista de tendencias tecnológicas que serán determinantes en un futuro próximo
Big Data
Michael Cooney, Network World (US)

Los analistas de Gartner han publicado su siempre interesante y algunas veces controvertida visión de lo que la consultora estima que impactará la arena de las tecnologías de la información en el futuro próximo.
Algunas de las tendencias no son nuevas, como la denominada Internet de las Cosas y el Cloud Computing, pero otras son muy novedosas, como la impresión en 3D y las Redes Definidas por Software, e impactarán fuertemente las TI más bien pronto que tarde.
Estos cambios se deben, en parte, al hecho de que en 2020 habrá hasta 30 mil millones de dispositivos conectados con direcciones IP únicas, la mayoría de los cuales serán productos. “Esto crea una nueva economía. Gartner predice que el valor económico total de la Internet de las Cosas será de 1,9 billones (españoles) de dólares en 2020, beneficiando e impactando un amplio abanico de industrias, tales como la sanidad, el comercio y el transporte”.


Cuatro grandes fuerzas: social, móvil, cloud e información, continúan dirigiendo el cambio y creando nuevas oportunidades, generando demanda para infraestructuras avanzadas y programables que pueden ejecutar a escala web, afirma David Cearley, vicepresidente de Gartner.


Las 10 tendencias tecnológicas clave para 2014, según la consultora, son las siguientes:

 

El Internet de Todo: Internet se está expandiendo más allá del PC y los dispositivos móviles, hacia elementos empresariales como el material de campo, o elementos de consumo, como televisores y coches. El problema es que la mayoría de las empresas y suministradores de tecnología tienen todavía que explorar las posibilidades de un Internet expandido y no están preparadas, ni operacionalmente ni organizativamente. Imaginemos la digitalización de todos los productos, servicios y activos más importantes.

 

La Nube Híbrida y las TI como Bróker de Servicios: Unir las nubes personales y los servicios cloud privados es un imperativo actual. Las impresas deberían diseñar servicios cloud privados con un futuro híbrido en mente y asegurar que sea posible una futura integración e interoperabilidad. Se pueden componer servicios cloud híbridos de muchas formas, desde los relativamente estáticos a los muy dinámicos. Gestionar esta composición será a menudo la responsabilidad de algo que hará el papel de bróker de servicios cloud, que gestionará la agregación, integración y personalización de servicios. Las empresas que se están expandiendo a la cloud computing híbrida desde servicios cloud privados, están adoptando ese papel. Términos ingleses como “overdafting” y “cloudbursting” se están utilizando a menudo para describir los que la cloud computing híbrida hará posible.  No obstante la gran mayoría de servicios de cloud híbrida serán inicialmente mucho menos dinámicos que eso. Los primeros servicios de cloud híbrida serán más estáticos, tales como la integración entre una cloud privada interna y un servicio público de cloud para ciertas funcionalidades o datos.


La Arquitectura Cloud/Cliente: los modelos de informática cloud/cliente están cambiando. En la arquitectura cloud/cliente, el cliente es una aplicación rica corriendo en un dispositivo conectado a internet, y el servidor es un conjunto de servicios de aplicación albergados en una plataforma de cloud computing cada vez más escalable de forma elástica. La nube es el punto de control y el sistema de registro y las aplicaciones pueden abarcar múltiples dispositivos cliente. El entorno cliente puede ser una aplicación nativa o basada en navegador. La fuerza creciente del navegador está disponible a muchos dispositivos cliente, tanto portátil como sobremesa. Las potentes capacidades de muchos dispositivos portátiles, la creciente demanda de la red, el coste de la red y la necesidad de gestionar el ancho de banda,  genera incentivos, en algunos casos, para minimizar la utilización de almacenamiento y de informática en la nube, y explotar la inteligencia y almacenamiento del dispositivo cliente. No obstante, la creciente complejidad de la demanda de los usuarios móviles llevará a que las apps utilicen una capacidad cada vez mayor de almacenamiento y computación en el lado del servidor.

 

La Era de la Nube Personal: La era de la nube personal marcará un cambio de poder de los dispositivos hacia los servicios. En este nuevo mundo, las especificidades de los dispositivos serán menos importantes para la organización, aunque los dispositivos seguirán siendo necesarios. Los usuarios utilizarán un conjunto de dispositivos, siendo el PC una de las muchas opciones, pero ningún dispositivo será el eje primario. La nube personal será quien adopte ese papel.  El acceso a la  nube y el contenido almacenado o compartido desde la nube será gestionado y asegurado, más que únicamente focalizarse en el dispositivo mismo.


La TI a Escala Web: La TI a escala web es un modelo de informática global que ofrece las capacidades de los grandes suministradores de servicios cloud dentro de la TI de la empresa mediante el replanteamiento de posiciones en diferentes dimensiones. Los grandes suministradores de servicios cloud como Amazon, Google, Facebook, etc, están reinventando la forma en que se ofrecen las tecnologías de la información. Sus capacidades están por encima de la escala en términos de puro tamaño para incluir también la escala en términos de velocidad y agilidad. Si las empresas quieren mantener el ritmo, necesitan emular las arquitecturas, procesos y prácticas de estos suministradores ejemplares de servicios en la nube. Gartner llama a la combinación de todos estos elementos, “TI a escala web”. La TI a escala web parece cambiar la cadena de valor de la TI de una forma sistémica.  Los centros de datos están diseñados con una perspectiva de ingeniería industrial que busca todas las oportunidades para reducir costes. Esto va más allá de las instalaciones rediseñadas para ser más eficientes energéticamente para incluir también el diseño de los componentes clave como servidores, almacenamiento y redes. Las arquitecturas orientadas a la web permiten a los desarrolladores construir sistemas muy flexibles y resistentes que se recuperan de los fallos mucho más rápidamente.
 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información